674 582 378
info@alamiriya.es

La Junta reitera que las parcelas de zonas inundables no se regularizarán

Crespín asegura que la modificación de la LOUA pretende regularizar el estado del mayor número de viviendas posible.

La Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), una de las que está generando actualmente mayor controversia en la provincia, no recoge en su modificación la regularización de parcelas que han sido construidas en zonas inundables, por lo que un gran número de este tipo de edificaciones seguirán siendo ilegales. Así lo reconoció ayer la delegada de la Junta de Andalucía en Córdoba, Rafaela Crespín, quien indicó que “la modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía viene a seguir avanzando y seguir resolviendo el planteamiento que tenía al inicio” con el que se buscaba, principalmente, “beneficiar al máximo número de parcelaciones, pero siempre atendiendo a lo que la Ley permita”, es decir, “que no sean parcelaciones o viviendas construidas en zonas catalogadas como inundables, porque eso ni la Ley lo permite ni lo puede permitir”, apuntó.

Para atender las necesidades y demandas de los parcelistas, la regidora de Córdoba, Isabel Ambrosio, y el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, mantuvieron hace pocos días una reunión donde también analizaron las viviendas que podrían ser legalizadas con la nueva enmienda de la LOUA. En este sentido, unas 12.000 edificaciones podrían beneficiarse de dicha corrección, cifra que será ratificada cuando finalicen los estudios pertinentes y se elabore el censo definitivo. Sobre este tema, la delegada del Gobierno regional confirmó que “el consejero vino hace dos semanas para asistir a la reunión con la alcaldesa de la ciudad y los representantes vecinales” de las parcelaciones, por lo que “la Junta ya les ha tendido la mano” y, ahora, es “el Ayuntamiento el que tiene que hacer su tarea, porque la Junta ya ha hecho la suya, que es modificar la Ley en el Parlamento”, manifestó. Por ello, Crespín derivó el asuntó en los delegados municipales de Urbanismo, que son los que “tienen que ponerse a trabajar para plasmar esa enmienda legislativa”.

Una corrección de la norma urbanística andaluza con la que la Junta persiguió, según recalcó Crespín, “seguir mejorando las condiciones de habitabilidad de las personas que viven en las parcelas, para que tengan el mayor número de garantías posibles y legales”, ya que “nuestra intención es estar siempre cerca de los ciudadanos para intentar mejorar sus condiciones de vida”.

Por otro lado, la delegada de la Junta de Andalucía en Córdoba, en su afán por dejar claro el compromiso de la institución que representa con la ciudadanía, hizo alusión a las nuevas convocatorias relativas a la rehabilitación de viviendas con las que se pretende mejorar la situación de las personas que tienen problemas de movilidad y dificultades para salir de sus domicilios. En concreto, aseguró que la intención del Gobierno andaluz es “ayudar económicamente a todas las comunidades de vecinos a instalar ascensores”. El problema está en que, muchas veces, las familias no pueden hacer frente a la cuantía que tienen que poner de sus bolsillos para la instalación de elevadores. Por ello, ante esta dificultad, la Junta está manteniendo reuniones con los ayuntamientos de todas las capitales de provincia para que “entre todas las administraciones permitamos que aquellos ciudadanos que tienen menos poder adquisitivo puedan instalar ascensores en sus comunidades vecinales”. Leer más

El Día de Córdoba 11/08/2016

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.