674 582 378
info@alamiriya.es

No a los impedimentos legales para dotar a las parcelaciones de servicios

La mesa de parcelaciones no acepta los impedimentos legales para la dotación de servicios básicos como luz y agua sin culminar el proceso y quiere que se exploren otras vías para lograr lo que más demandan los residentes.

La mesa de parcelaciones se ha reunido esta semana para evaluar el trabajo realizado desde enero, momento en el que celebró el primer encuentro. Este grupo de trabajo, integrado por Urbanismo, grupos municipales, Consejo del Movimiento Ciudadano, Federación de Asociaciones Vecinales Al–Zahara, Ecologistas en Acción, delegados de Alcaldía y consejos de distrito, constató algo que ya sabía, que con la normativa vigente en la mano no se puede responder, sin culminar el proceso de legalización, a uno de los temas que más preocupan, la dotación de servicios básicos. Pero, no conformes con eso, quieren explorar otras vías, agotar todas las posibilidades para conseguir, al menos, lo más urgente.

No puede haber servicios sin licencias

Aunque parezca una obviedad, hay que partir de esa base y es algo que el jueves se puso sobre la mesa. Urbanismo llevaba varios informes para dar cuenta de la situación actual. En uno de ellos recuerda que, tanto con la LOUA como con el Reglamento de Disciplina Urbanística de Andalucía, para que una compañía suministradora conceda un enganche exige la licencia de obras para el contrato provisional y la de ocupación para el definitivo, ya que si los da sin ellos comete una infracción urbanística. Esos permisos están en manos de Urbanismo, que los otorga una vez que ha culminado todo el proceso, y las obras de urbanización se han ejecutado. A esa meta solo pueden llegar las parcelaciones incluidas en el PGOU que están en vías de regularización y aún así, ninguna lo ha hecho, aunque hay varias cerca. No hay más atajos. Además, las viviendas o asentamientos en suelo no urbanizable que tienen la opción de acogerse al Asimilado al Fuera de Ordenación (AFO) también deben cumplir unos requisitos, no pocos, para lograr los servicios.

Una reforma de la LOUA que no convence

La reforma de la LOUA anunciada en el 2014 que tramita la Junta no convence a la mesa de parcelaciones, que tiene claro que la modificación de tres artículos apenas tendrá efectos en Córdoba y que hacen falta cambios más profundos que respondan a las necesidades reales. Entre las enmiendas, Urbanismo informó de una, presentada por el PSOE, que contempla la posibilidad de ejecutar las obras de urbanización por fases, adelantando la concesión de una licencia provisional para obtener servicios antes de que culmine el proceso y siempre que las infraestructuras estén ejecutadas. Pero para llegar a esa fase, antes hay que tener el proyecto de reparcelación y urbanización.

¿Qué hacer ante ese panorama?

Ante ese panorama, la idea transmitida tras finalizar la mesa, en la que se repitió la ausencia de la Junta, es que no hay que quedarse con los brazos cruzados. El presidente de Urbanismo, Pedro García, aseguró que explorará todos los caminos posibles, dentro de la legalidad, para la dotación de servicios, al menos, en los casos en los que los enganches sean más fáciles. Para ello anuncia reuniones con el fiscal y el juez decano. También se dirigirá a la Confederación Hidrográfica para abordar las zonas inundables, y estudiará las protegidas. Además, impulsará los cambios de PGOU necesarios. Tras la reunión, dejó claro que hace falta un “frente común en el gobierno municipal” para exigir a la Junta que tenga en cuenta las necesidades de Córdoba. Un frente común encabezado por el Ayuntamiento y dirigido a Sevilla demanda también el coordinador de Ciudad Física de Al–Zahara, Juan Andrés de Gracia, que asegura que no se puede seguir manteniendo “a miles de cordobeses sin servicios básicos”, que hay que explorar otras vías distintas al urbanismo y, al menos, solucionar las necesidades urgentes por cuestiones de salubridad. De Gracia piensa que hay que modificar elementos de la LOUA y del PGOU porque con la normativa actual “no se puede hacer nada”. Tras la mesa, el concejal de UCOR Rafael Serrano lamentó que las enmiendas presentadas por los partidos políticos en el Parlamento tampoco resuelven “los problemas de 10.000 cordobeses que viven en parcelaciones sin luz y agua”. Por ello, insta a los partidos de Córdoba con representación en el Parlamento a que fuercen a los suyos en Sevilla a modificar la LOUA. El PP llevó una lista de ideas, entre ellas, reconocer el derecho a los servicios básicos y considerar la concesión de licencias independientemente de la clasificación del suelo y grado de desarrollo.

El trabajo realizado desde la mesa de enero

Urbanismo llevó a la reunión un informe de las parcelaciones en vías de regularización que han dado algún paso desde la mesa de enero. La que está en el punto más avanzado es Cuevas de Altázar, que ha presentado el proyecto de urbanización. En cuanto a la fase de reparcelación, Urbanismo ha aprobado y ratificado los proyectos de El Cruce y Cuevas de Altázar; admitido a trámite el de El Alamillo; y resuelto los recursos de reposición interpuestos en Barquera Norte. Además, ha realizado la valoración del 10% en Barquera Sur y Cortijo El Rubio; aprobado la escritura de constitución de la junta de compensación de Barquera Sur; dado el visto bueno a la sustitución de garantías en Nueva Barquera, Villa Alegre y El Alamillo centro; y dado luz verde a los estatutos de El Alamillo centro y Cortijo El Rubio. Pasos se dan pero el camino es largo y difícil. Leer más

Diario Córdoba 24/04/2016

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.