674 582 378
info@alamiriya.es

La Junta inicia el proceso para modificar la LOUA

Organiza unas jornadas para recoger aportaciones para una reforma que quiere aprobar en un año.

La Junta ha iniciado el proceso para la modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) con el trabajo de campo. Para ello, está organizando jornadas por toda Andalucía con las que pretende recabar aportaciones para el nuevo texto, que, según ha indicado el director general de Ordenación del Territorio, Alejandro Márquez, podría ser aprobado a mitad del 2018 por el Consejo de Gobierno. Bases para un nuevo urbanismo en Andalucía es el título de la jornada que se celebra hoy en Córdoba, en la que intervienen colegios profesionales, ayuntamientos, partidos políticos, representantes de los consumidores, empresarios, sindicatos y todos los agentes relacionados con el urbanismo.

La delegada del Gobierno, Rafaela Crespín, ha explicado que la LOUA “es una ley que se desarrolló y aprobó antes de la crisis” y que “no está adaptada a los cambios económicos” que se han producido, por lo que “desde el Gobierno de Andalucía queremos que las leyes vayan al servicio de los ciudadanos y del desarrollo económico”, por lo que “no tiene sentido que tengamos una ley que no responde a las nuevas demandas y necesidades”. Según Crespín, “queremos un urbanismo sostenible y sostenido en el tiempo” y que “esté al servicio de la generación de oportunidades y del desarrollo social”. Para ello, y según ha indicado, se escucharán las aportaciones que se hagan “y luego el Parlamento llevará a cabo la iniciativa de modificar la LOUA para que responda a las necesidades de presente y diseñe las mejores vías de futuro”.

Por su parte, Alejandro Márquez indica que la idea principal de la que se parte en las jornadas es “la participación”, es decir, “escuchar a los principales actores que intervienen en la actividad urbanística” para decidir “las líneas maestras que debe inspirar esta reforma y transformarlas en un texto jurídico”. El objetivo de la Junta es llevar a cabo “una modificación ambiciosa, que se sitúe a la altura de los nuevos tiempos y que dé respuesta a las nuevas demandas de la sociedad”. En esa reforma se avanzará en “el principio de sostenibilidad” y de “autonomía local”, y “dar un tratamiento diferenciado a las distintas realidades de los municipios andaluces”. Otro de los objetivos es “agilizar los trámites del procedimiento urbanístico”, ya que “hay elementos susceptibles de mejora”

Abordar el problema de las parcelaciones será uno de los cometidos de la nueva LOUA. En este sentido, Márquez recuerda las dos herramientas legislativas de la Junta, el decreto del 2012 y la reciente reforma de varios artículos de la LOUA con los que la Junta “ha dado respuesta a un importante número de municipios y de familias”. En este sentido, asegura que la Junta intenta dar respuesta a un “problema complejo” y “la voluntad de la Junta es inmejorable”, ya que “estamos dispuestos a hablar de lo que tengamos que hablar, a tratar todos los problemas”. No obstante, reconoce que quedan situaciones por resolver “y estamos dispuestos a sentarnos” para abordarlas “pero hay que dejar claro que no podemos pedir a ninguna administración que regularice situaciones conflictivas como las de riesgo de inundabilidad”. En esos casos, añade, no se puede otorgar naturaleza de regularización, por lo “que hay que estudiarlo todo con detenimiento pero la casuística es muy amplia y no podemos entrar ahora mismo en el detalle”. Leer más

Diario Córdoba 14/03/2017

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.