674 582 378
info@alamiriya.es

Urbanismo propone a la Junta adelantar servicios básicos a trece parcelaciones

El objetivo es que tengan luz y agua sin necesidad de llegar al proyecto de reparcelación.

La Gerencia de Urbanismo ha elaborado una propuesta que presentará hoy en el consejo rector de Urbanismo y que planteará a la Junta de cara a la futura reforma de la LOUA que se está gestando. La propuesta de Urbanismo, presentada hoy por su presidente, Pedro García, y por su gerente, Emilio García, consiste en adelantar servicios básicos (luz, agua y saneamiento) a parcelaciones que están más avanzadas en el proceso de regularización aunque no hayan culminado todos los pasos necesarios, es decir, los proyectos de reparcelación y de urbanización.

La propuesta consiste en dar servicios básicos a urbanizaciones que están en suelo urbano o urbanizable y que tienen constituida la junta de compensación (el conjunto de propietarios). En esa situación están ahora mismo El Sol, Torreblanca, Barquera Norte, parte de El Rubio, la Gorgoja, el Alamillo, El Miguelón, Santa Ana de la Albaida, Cuevas de Altázar, El Cruce, Santo Domingo y Barquera Sur. Algunas de estas parcelaciones se encuentran con el proceso de regularización muy avanzado, como Cuevas de Altázar, que ya tiene aprobado el proyecto de reparcelación, ha pagado a Urbanismo parte del 10% del suelo y tiene elaborado su proyecto de urbanización. Aunque no se ha concretado el número de viviendas afectadas, la medida puede beneficiar “a miles” según García.

El presidente de Urbanismo reconoce que es una propuesta “compleja pero que debería ser un paso importante para solucionar el problema de los servicios básicos”. García asegura que “es la primera vez que la Gerencia de Urbanismo hace una propuesta tan importante al Gobierno andaluz”. Hasta ahora, y según ha expresado García, “las modificiones de la LOUA nunca han tenido en cuenta a la ciudad de Córdoba”.

Emilio García ha explicado que el proceso de regularización se atranca normalmente en el proyecto de reparcelación, que es más complicado a medida que aumenta el número de propietarios afectados. Ese proyecto de reparcelación es el que permite la inscripción de la parcelas en el Registro de la Propiedad, de forma que los solares rústicos pasan a tener la consideración de urbanos.

García no teme que esta medida frene el proceso de regularización, “la historia demuestra que no es así, que hay parcelaciones con luz y agua que han seguido adelante”, ya que la legalización “depende de la voluntad de los propietarios”.

Para poderse acoger a esta medida, las viviendas deben estar acabadas y la junta de compensación tener una trayectoria de dos años. El Ayuntamiento se encargaría de ejecutar las infraestructuras en alta.

El instrumento urbanístico utilizado para llevar a cabo este adelanto de servicios será el programa especial para la reducción del impacto ambiental, territorial y en la salud. Emilio García considera que “es un salto revolucionario en el procedimiento”. Leer más

 

Diario Córdoba 22/03/2017

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.