674 582 378
info@alamiriya.es

Urbanismo regularizará una centenar de viviendas en Alcolea

Los inquilinos podrán adquirir los inmuebles a la Junta de Andalucía por un precio de entre 35 y 45 euros el metro cuadrado.

Un total de 107 viviendas ubicadas en la barriada del Ángel de Alcolea -concretamente en las calles Chancillarejo e Iglesia- regularizarán su situación urbanística en los próximos meses una vez que se formalice el acuerdo entre la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA). El presidente de la GMU, Pedro García, explicó ayer que a principios de abril se suscribirá el acuerdo por el que se permitirá la venta de los inmuebles a los propietarios, ya que las viviendas se levantan sobre una antigua vía pecuaria y la Junta de Andalucía -a través de AVRA- es la propietario de las casas. El convenio también supone que las calles pasan a ser de titularidad municipal y, por tanto, el Ayuntamiento podrá desarrollar proyectos en la zona. Es más, la GMU ya trabaja en un equipamiento para los 18.500 metros cuadrados de zona verde que se incluyen en el perímetro que se cederá y en el que se pretende incorporar un recinto ferial o edificio multiusos para el barrio, según apuntó la delegada de Alcaldía de Alcolea, Isabel Sereno.

La regularización de este núcleo residencial es una antigua reivindicación de los vecinos de la barriada del Ángel que “por fin” se resolverá. De hecho, el proceso de legalización se inició en el año 2000 y las viviendas se construyeron prácticamente en el primer tercio del siglo pasado, pues la barriada surgió precisamente por estas calles de Chancillarejo e Iglesia. García explicó que se ha fijado un precio de entre 35 y 45 euros el metro cuadrado para comprar las viviendas. Los inmuebles tienen una superficie que oscila entre los 50 y los 200 metros, según el caso, lo que supone que en el supuesto de tomar como referencia la casa de mayor superficie y el precio máximo establecido, el propietario deberá hacer un desembolso máximo de 9.000 euros. El presidente de la GMU, además, matizó que la Junta establecerá el precio en función de criterios sociales y que habrá facilidades de financiación para las familias que vayan a regularizar la situación de los inmuebles. El único requisito es que si el propietario quiere vender la casa en los cinco años siguientes a haberla adquirido, tendrá que comunicarlo antes a la Junta de Andalucía, que podrá ejercer el derecho de tanteo y retracto, es decir, que la administración tendrá preferencia para quedarse con el inmueble si así lo decide.

Una vez que se suscriba el convenio -a principios de abril- se abrirá un proceso de información para los vecinos, por lo que se va a habilitar tres puntos de atención en la GMU, en la oficina de AVRA en Córdoba y en el centro cívico de Alcolea. García destacó los avances que se están produciendo para “desenquistar” algunos asuntos de ciudad. Leer más

 

El Día de Córdoba 31/03/2016

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.